Teatro por el mundo:  DÍMELO CON CANCIONES, DUELE MENOS

 

foto-teat-x-mund-sabina-2A la tendencia de la revalorización de las comedias musicales también se suma en esa búsqueda de propuestas atractivas para el público actual la tendencia a incluir canciones en obras teatrales. Si bien esto tiene sus antecedentes, empieza a ser una modalidad con su propia especificidad.

Asimismo también se han tomado canciones del repertorio de un cantautor o un grupo musical y se ha creado una obra a partir de sus temáticas. Como ha sido el caso de Sabina y del recordado grupo Mecano.

La obra en base a las canciones de Sabina se estrenó en Zaragoza a fines del año pasado. Se titula “Ahora que”. Recordemos la canción que inspira el título: “Ahora que nos besamos tan despacio, ahora que aprendo bailes de salón, ahora que una pensión es un palacio, donde nunca falta espacio para más de un corazón…”. Según consigna la información: “Es una una historia que tiene como hilo conductor a Sonia, una joven profesora amante de la poesía que deja su pueblo dispuesta a vivir el presente en su nueva vida en Madrid, donde compartirá andanzas y se enamorará de otras personas que, como ella, tienen algo del creador de canciones como ‘19 días y 500 noches’, ‘Así estoy yo sin ti’, ‘Princesa’ y ‘Oiga doctor’ ”.

foto-teat-x-mund-sabinaEl autor del libreto es curiosamente un catedrático de Economía, Pablo Lozano, quien señala: “Me puse a investigar a fondo y, aunque ningún personaje es Sabina, todos tienen algo que ver con su vida y sus sueños. Todos somos algo Sabina, todos nos hemos enamorado y desenamorado y ésta es una de las claves de su éxito”.

En cambio con los temas de Mecano se hizo hace años una obra titulada “Hoy no me puedo levantar”. Además de una historia de encuentros y desencuentros de un grupo de jóvenes que emigran a Madrid en medio de la Movida Madrileña en los años 80, refleja el destape posfranquismo. Muestra esa época efervescente de creatividad, pero también aparecen vidas malogradas por los excesos de la droga. Incluye temas tan emblemáticos como: “Una rosa es una rosa”, “Hijo de la luna”, “Mujer contra mujer” o “Cruz de navajas”.

En nuestro país el año pasado se estrenó en diciembre en el Teatro del Anglo un musical con temas de rock nacional titulado “Tan lejos”, con temas que iban desde Drexler, Trostky Vengarán a Darnauchans. La obra fue llevada adelante por el joven uruguayo Havranek quien se manifestó críticamente sobre las comedias musicales: “Lo que a uno como estudiante siempre le muestran son musicales como Chicago y Cabaret, un tipo de espectáculo que es mucho brillo y pluma”, pero en el Off Broadway él encontró otro tipo de propuestas que lo llevaron a buscar una creación teatral diferente, en el cual las canciones que nos identifican y tienen nivel poético van guiando la historia.

foto-teat-x-mund-no-puedo-lMUJERES PERFECTAS SE BUSCAN… A SÍ MISMAS

Por último señalemos que en Buenos Aires el infatigable Manuel González Gil, conocido por el público montevideano por varias de sus producciones que ha presentado en Teatro El Galpón, como la versión de “Montevideanas”, estrenó “Mujeres perfectas”, con cinco actrices que además de sus confesiones interpretan canciones del rock argentino. Señala González Gil: “El núcleo de la obra es ese momento tan especial que atraviesan algunas mujeres educadas y preparadas para ser perfectas cuando deben vivir en un mundo que no es el que esperaban y se sorprenden al no reconocerlo. Son las que se habían aprendido todas las respuestas, las que creían que iban a triunfar con su libreto pero, de golpe, notan que les cambiaron todas las preguntas. Entonces se dan cuenta de que deben cambiar, pero no tienen muy en claro el cuándo ni el cómo. Eso sí, las une la determinación y la necesidad”.

Y algunos de los temas son “La balsa” de Litto Nebbia, “Mi enfermedad” de Andrés Calamaro, “No me dejan salir” de Charly García y “Crimen” de Gustavo Cerati.

foto-teat-x-mund-obraEs que las canciones marcan una historia personal y grupal que nos lleva a la nostalgia de una época pasada, por lo que unidas a la presencia de actores y actrices son, desde el escenario,un pasaporte a la memoria de nuestra juventud, algo atrayente a lo que asomarse.